MOOC, aprendizaje para todos.

SOUL

Cuando la gente dice que el mundo está cambiando, puede sonar a tópico, pero realmente el mundo cambia cada vez más rápido. Esta afirmación es totalmente aplicable al mundo del aprendizaje, en los últimos 15 años ha evolucionado más que en los 200 precedentes. Internet no solo ha democratizado, sino que ha acercado y agilizado el acceso a la información y al aprendizaje. A principios de este siglo, las universidades y algunas empresas basaban sus procesos de formación en clases presenciales con apoyo de tareas en laboratorio, puestos de trabajo, o simuladores.

Un ejemplo claro de estos cambios comenzó hace apenas 5 años, con la plataforma EDX que empezó a ofrecer “Massive Open Online Courses” o MOOCs, aunque fueron postulados en 2006, desde 2013 estos cursos ofrecen una nueva forma de aprendizaje a distancia que permite el acceso a un número ilimitado de participantes de cualquier lugar del planeta con acceso a la Web. Estos nuevos cursos ofrecen no solo clases grabadas en video, lecturas recomendadas como libros, o resúmenes y notas del instructor, ejercicios, exámenes, y diferentes prácticas, sino que además permiten tener acceso a foros donde existe una gran interacción entre los educadores, y los alumnos. Ya no es necesario estar presente para tener acceso a la enseñanza de los mejores profesores, o de las mejores instituciones. Aunque la filosofía original era ofrecer cursos en abierto, poco a poco muchos de los principales actores han comenzado a ofrecer más cursos de pago a cambio de titulaciones como los conocidos nanodegrees.

El éxito de este tipo de enseñanza ha aupado a algunas webs a puestos muy relevantes, haciendo que plataformas como EDX, Udacity, o Coursera cuenten con cientos de miles de estudiantes tanto en los cursos gratuitos como en los de pago. La clave de su crecimiento reside en la forma en la que percibimos el aprendizaje en el siglo XXI, dejando las titulaciones más estructuradas, para buscar un aprendizaje más enfocado a las necesidades de la industria 4.0 en el siglo XXI, de forma más transversal y menos encorsetada.

Las universidades, pero sobre todo las empresas más importantes del mundo digital como Google, Amazon, Apple, Boeing, han comenzado a colaborar de forma más activa con las plataformas de MOOCs con el fin de desarrollar cursos útiles, y profesionales cada vez mejor valorados en sus campos.

Aun así, como comenzaba este artículo, el mundo cambia cada vez más rápido, y los MOOC a pesar de estar creciendo, han evolucionado tanto que se empiezan a romper en partes con peso específico propio. Desde empezar a usar solo materiales MOOC (no cursos enteros) para poder usar en Flipped Classrooms. Algunas universidades empiezan a compartir o vender contenidos de MOOCs a otras universidades, e incluso algunas instituciones han comenzado a ofertar cursos para desarrollar MOOCs.

Como se ve, el mundo de la educación, de la enseñanza, ésta evolucionando muy rápido, tanto que las herramientas más innovadoras, en poco tiempo, pueden dividirse en sus propios componentes que empiezan a tener un recorrido propio e independiente del producto madre. Los MOOC seguirán presentes y van a cambiar la forma de ver el aprendizaje reglado, pero a su vez, diferentes productos que antes formaban parte de un curso, empezaran a propiciar la diseminación de información en cursos de formación mejorando la formación de todos los profesionales en el futuro.

Comentarios

Por favor, loguéate o regístrate para dejar una respuesta.